14 mar. 2011

No te gusta el lugar en que vives? Cámbialo!

De nada sirve expresar nuestras quejas ante lo que no nos gusta, aqui unos prácticos consejos para transformar el mundo que nos rodea.

¿Encuentras desatinado el robo de carros, a veces hasta con asesinatos de los choferes?
Solución: Exige la factura en todas las compras. NO COMPRES LO ROBADO.

¿Es para ti inadmisible el desorden causado por los vendedores ambulantes?
Solución: Nunca compres nada a ellos. La mayor parte de sus mercaderías son productos robados, falsificados o contrabandeados.

¿Encuentras absurdo el enriquecimiento ilícito?
Solución: No lo admires, ni lo practiques; repúdialo y no des ni recibas sobornos, ni pequeños ni grandes.

¿Es para ti desesperante la cantidad de mendigos en los semáforos o en cada esquina?
Solución: Nunca les des NADA. Canaliza tu ayuda solidaria directamente a las instituciones de confianza.

¿Encuentras indignante que haya revendedores de entradas para espectáculos?
Solución: No les compres, aunque eso signifique perderse el evento. Mejor trata de comprar con oportunidad.

¿Es terrible el tránsito en tu ciudad?
Solución: Nunca cierres el paso, respeta las normas, estaciona en los lugares habilitados, practica la técnica de paso 'uno por uno'...

¿Consideras alarmante el índice de criminalidad en este país?
Solución: Invierte en tu país si eres empresario; trabaja con calidad si eres empleado y ambos paguen impuestos. No tengas un cargo retribuido que no te genere trabajo, no permitas que se te pague por no hacer nada, ni lo permitas en los demás. ¡Produce con calidad y paga sueldos de dignidad! Así, podrás darles una educación de calidad a tus hijos y evitar la formación de delincuentes. No hay criminal que no salga de una familia.

¿El problema de la drogadicción?
Solución: atienda bien a sus hijos, con respeto y buenos ejemplos y ni siquiera tendrá que vigilarlos.

Estamos pasando por una etapa de falta de civismo, de valores y de patriotismo.
Necesitamos cambiar nuestro comportamiento para que podamos vivir en un país donde tengamos el orgullo de sentirnos parte de él.
Estando quieto,  no se contribuye con nada; por lo tanto, no tienes autoridad para reclamar.

Necesitamos mejorar nuestro país.
Si queremos vivir en una SOCIEDAD ÉTICA, comenzemos por el actuar propio.

No hay comentarios.: