9 abr. 2011

Entrevista a Luis Gónzales Posada sobre la región Ica.wmv

6 abr. 2011

Sobre el debate presidencial: "El Perú merece más" - Fernando Nerú

Comparto el análisis que hizo mi hermano Fernando sobre el debate entre los 5 candidatos punteros a la presidencia de nuestro país.
A pesar de que él no es un analista político, creo que su percepción de lo  sucedido el domingo refleja en gran parte el sentir de la mayoría de jóvenes peruanos... y dice así:

"A pocas horas de la reciente mesa redonda, expreso desde mi perspectiva el resultado de esta última contienda verbal, a relojeo contado del día D, y con una gran decepción por una espera no correspondida.

Keiko cree que aún es primera dama, y no se libera del estigma de su padre. Se ha sentenciado en esa necedad hereditaria tan dañina en estos tiempos (físico y verbal).

Castañeda pudo revertir su posicionamiento en las preferencias (cifras inmerecidas, pero reflejas del mal asesoramiento al ex alcalde, maniatándose voluntariamente a su gestión anterior, gestión que tuvo muchos aciertos y con una visión positiva para la capital, como lo sería para el Perú, pero también con irregularidades que a estas alturas de la pista pesan erradamente más) encasillándose en un discurso centrista, con su ya conocida discapacidad oratoria. No se expande a todas las realidades del Perú. Parecía en depresión.

Ollanta, desfiguró su moral, ciñéndose al panfleto de sus propuestas (no todas son negativas, pero en su gran mayoria sin solidez, plagiadas de estrategias pasadas y nefastas) y fue el único que no debatió en la sala, siendo un vacío cargado de negatividad.

Toledo fue incisivo y aceptable en gran parte de su discurso, haciendo digeribles y muy atractivas algunas de sus propuestas, pero desgástando otras que, en la desesperación de esta última etapa ha incrementado en porcentaje exagerado el principio de las mismas, ahora reestructuradas y en algo engañosas. Su experiencia es importante, pero su egocentrismo y su soberbia, lo pueden bajar del potro.

Kuczynski fue asertivo y directo, aunque no supo aprovechar el tiempo, dejando de lado fundamentaciones importantes que terminarian de convencer al electorado, fundamentaciones existentes, sustentadas y pertínentes, pero que no se expresaron por la moderación del innecesariamente renunciante a la ciudadanía américana.

Ahora, un país se reflejará en las urnas en pocos días y un resultado como tal. Se tejerá una concepción nueva desterrando a otra, elevando o denostando el nivel de vida ya existente. La primera es la del progreso y la equidad como producto de ésta, y la segunda es un mal con secuelas, el comienzo inquerible del fin de la democracia, pues un cambio drástico ha de darse con autoritarismo y fuerza.

Es tiempo de dejar el resentimiento, no dejándonos engañar con posturas hipócritas y que nacen por ende del odio y que lo restituyen en las heridas todavia frescas que supuran en el autoestima de un gran porcentaje del pais.

No nos peguemos a un discurso, no votemos al azar. Esta historia de imperiosa necesidad llamada Perú merece más"  (FERNANDO NERU)