28 oct. 2010

Equidad de Género: Tema pendiente

Hace poco participé de la III Conferencia Regional "Líderazgo Femenino en Sindicatos y Medios de Comunicación", realizado por la FIP en la sede de la ANP en Lima y del cual pude extraer las siguientes conclusiones.
En la lucha por el reconocimiento de los derechos de las mujeres, la educación, la motivación personal y las políticas públicas inclusivas juega un rol fundamental y deben ser tomadas en cuenta por todas las organizaciones que tienen como fin la equidad de género.
Estimular y valorar el crecimiento de las mujeres que nos rodean es positivo y con efecto multiplicador, trabajar en redes es una de las claves. Las exitosas productoras de maca en la sierra peruana son un exitoso ejemplo de la importancia de ser visibilizadas entre nosotras.
María Bastidas, consultora en temas laborales sostuvo hace poco que debemos de remover las estructuras sociales que forman mujeres con etica de culpabilidad y estereotipadas con roles que le han sido transmitidos como obligatorios para una convivencia en paz en el hogar. Esto se percibe mucho más en las zonas rurales del país, nunca voy a olvidar que en mi primer viaje a Huancayo observé a una mujer con su hijo a cuestas lavando a orillas del río Mantaro, mientras que el marido que se había amanecido bebiendo estaba durmiendo una siesta a su lado, recuerdo que en ese entonces un amigo irlandes me dijo Giuliana nunca permitas algo similar, está demás decir que nunca lo permitiré.
Aun no se ha logrado empoderar el tema de las responsabilidades compartidas. Los temas de género siguen quedando relegados en las negociaciones colectivas, quizás también porque son pocas las mujeres que están en cargos de poder y con capacidad de negociar.
Incluso la ley de cuotas en el tema de participación política sigue sin cumplirse y cuando se da, generalmente las mujeres ocupan los últimos lugares, la alternancia en las listas debería ser obligatoria, pues hasta el momento no es equitativa, pese a que el 49.7 % de la población es femenina. Es urgente trabajar por la real democratización de los partidos políticos.
Las personas que líderan en medios de comunicación también deben asumir su rol social haciendo visibles los temas de genero y las luchas por las reinvindicaciones femeninas, promoviendo corrientes de opinión y de ser necesario generando debates en favor de éstas.

22 oct. 2010

El Nasciturus - Mario Vargas Llosa (Nobel de Literatura 2010)

Mario Vargas Llosa, premiado hace poco con el Nobel de Literatura, ha recibido hace unos días un premio más, el de las Católicas por el Derecho a Decidir, quienes lo han reconocido por su posición progresista frente al tema del aborto.
Leí "Los Cachorros" cuando tenía 11 años, desde entonces sus obras han sido de lectura obligada y disfrutada a la vez. Nadie como él  ha reflejado y analizado la vida política del país en los últimos años.
El siguiente artículo es para reflexionar sobre un tema delicado para Estados como el nuestro o el de España, en los que la Iglesia Católica sigue influyendo en las decisiones políticas que atañen a la salud de la mujer.


"El nasciturus"

"El Congreso de los Diputados, en España, ha rechazado por un voto una ampliación de la ley del aborto que hubiera añadido, a las tres causales ya legitimadas para la interrupción del embarazo (violación, malformación del feto o peligro para la salud de la madre) un cuarto supuesto, social o psicológico, semejante al que, con excepción de Irlanda y Portugal, admiten todos los países de la Unión Europea, cuyas legislaciones, con variantes mínimas, permiten el aborto voluntario dentro de los tres primeros meses de gestación.
El resultado de la votación fue una gran victoria de la Iglesia Católica, que se movilizó en todos los frentes para impedir la aprobación de esta ley. Hubo un tremebundo documento de la Conferencia Episcopal titulado Licencia aún más amplia para matar a los hijos que fue leído por veinte mil párrocos durante la misa, rogativas, procesiones, mítines y lluvia de cartas y llamadas a los parlamentarios (campaña que resultó eficaz, pues cuatro de ellos, cediendo a la presión, cambiaron su voto).
Muchos intelectuales católicos, encabezados por Julián Marías -para quien la aceptación social del aborto es una de las peores tragedias de este siglo-, intervinieron en el debate, reiterando la tesis vaticana según la cual el aborto es un crimen perpetrado contra un ser indefenso, y, por lo mismo, una salvajada intolerable no sólo desde el punto de vista de la fe, también de la moral, la civilización y los derechos humanos.
Está dentro de los usos de la democracia que los ciudadanos se alisten en acciones cívicas en defensa de sus convicciones, y es natural que los católicos españoles lo hayan hecho con tanta beligerancia, en un tema que afecta sus creencias de manera tan íntima. En cambio, quienes estaban a favor del cuarto supuesto -en teoría, la mitad de la ciudadanía- permanecieron callados o se manifestaron con extraordinaria timidez en el debate, trasluciendo de este modo una inconsciente incomodidad.
También es natural que sea así. Ocurre que el aborto no es una acción que entusiasme ni satisfaga a nadie, empezando por las mujeres que se ven obligadas a recurrir a él. Para ellas, y para todos quienes creemos que su despenalización es justa, y que han hecho bien las democracias occidentales -del Reino Unido a Italia, de Francia a Suecia, de Alemania a Holanda, de Estados Unidos a Suiza- en reconocerlo así, se trata de un recurso extremo e ingrato, al que hay que resignarse como a un mal menor.
La falacia mayor de los argumentos antiabortistas, es que se esgrimen como si el aborto no existiera y sólo fuera a existir a partir del momento en que la ley lo apruebe. Confunden despenalización con incitación o promoción del aborto y, por eso, lucen esa excelente buena conciencia de "defensores del derecho a la vida".
La realidad, sin embargo, es que el aborto existe desde tiempos inmemoriales, tanto en los países que lo admiten como en los que lo prohíben, y que va a seguir practicándose de todas maneras, con total prescindencia de que la ley lo tolere o no. Despenalizar el aborto significa, simplemente, permitir que las mujeres que no pueden o no quieren dar a luz, puedan interrumpir su embarazo dentro de ciertas condiciones elementales de seguridad y según ciertos requisitos, o lo hagan, como ocurre en todos los países del mundo que penalizan el aborto, de manera informal, precaria, riesgosa para su salud y, además, puedan ser incriminadas por ello.
Significa, también, reducir la discriminación que, de hecho, existe en este dominio. Donde está prohibido el aborto, la prohibición sólo tiene algún efecto en las mujeres pobres. Las otras, lo tienen a su alcance cuantas veces lo requieran, pagando las clínicas y los médicos privados que lo practican con la discreción debida, o viajando al extranjero. Las mujeres de escasos recursos, en cambio, se ven obligadas a recurrir a las aborteras y curanderos clandestinos, que las explotan, malogran, y a veces las matan.
Es absolutamente ocioso discutir sobre si el nasciturus, el embrión de pocas semanas, debe ser considerado un ser humano -dotado de un alma, según los creyentes- o sólo un proyecto de vida, porque no hay modo alguno de zanjar objetivamente la cuestión. Esto no es algo que puede determinar la ciencia; o, mejor dicho, los científicos sólo pueden pronunciarse en un sentido o en otro no en nombre de su ciencia, sino de sus creencias y principios, igual que los legos. Desde luego que es respetabilísima la convicción de quienes sostienen, guiados por su fe, que el nasciturus es ya un ser humano imbuido de derechos, cuya existencia debe ser respetada. Y también lo es que, coherentes con sus principios, los publiciten y traten de ganar adeptos para su causa.
Sería un atropello intolerable que, por una medida de fuerza, como ocurrió en la India de Indira Ghandi, o como ocurre todavía en China, una madre sea obligada a abortar. Pero ¿no lo es, igualmente, que sea obligada a tener los hijos que no quiere o no puede tener, en razón de creencias que no son las suyas, o que, siéndolo, impelida por las circunstancias, se ve inducida a transgredir? Ésta es una delicada materia, que tiene que ver con el meollo mismo de la cultura democrática.
La clave del problema está en los derechos de la mujer, en aceptar si, entre estos derechos, figura el de decidir si quiere tener un hijo o no, o si esta decisión debe ser tomada, en vez de ella, por la autoridad política. En las democracias avanzadas, y en función del desarrollo de los movimientos feministas, se ha ido abriendo camino, no sin enormes dificultades y luego de ardorosos debates, la conciencia de que a quien corresponde decidirlo es a quien vive el problema en la entraña misma de su ser, que es, además, quien sobrelleva las consecuencias de lo que decida. No se trata de una decisión ligera, sino difícil y a menudo traumática.
Un inmenso número de mujeres se ven empujadas a abortar por ese cuarto supuesto, precisamente: unas condiciones de vida en las que traer una nueva boca al hogar significa condenar al nuevo ser a una existencia indigna, a una muerte en vida. Como esto es algo que sólo la propia madre puede evaluar con pleno conocimiento de causa, es coherente que sea ella quien decida.
Los gobiernos pueden aconsejarla y fijarle ciertos límites -de ahí los plazos máximos para practicar el aborto, que van desde las 12 hasta las 24 semanas (en Holanda) y la obligación de un periodo de reflexión entre la decisión y el acto mismo-, pero no sustituirla en la trascendental elección. Ésta es una política razonable que, tarde o temprano, terminará sin duda por imponerse en España y en América Latina, a medida que avance la democratización y la secularización de la sociedad (ambas son inseparables).
Ahora bien, que la despenalización del aborto sea una manera de atenuar un gravísimo problema, no significa que no puedan ser combatidas con eficacia las circunstancias que lo engendran. Una manera importantísima de hacerlo es, desde luego, mediante la educación sexual, en la escuela y en la familia, de manera que mujer alguna quede embarazada por ignorancia o por no tener a su alcance un anticonceptivo. Uno de los mayores obstáculos para la educación sexual y las políticas de control de la natalidad ha sido también la Iglesia Católica, que, hasta ahora, con algunas escasas voces discordantes en su seno, sólo acepta la prevención del embarazo mediante el llamado "método natural", y que, en los países donde tiene gran influencia política -muchos todavía, en América Latina- combate con energía toda campaña pública encaminada a popularizar el uso de condones y píldoras anticonceptivas.
Se impone una última reflexión, a partir de lo anterior, sobre este delicado tema: las relaciones entre la Iglesia Católica y la democracia. Aquélla no es una institución democrática, como no lo es, ni podría serlo, religión alguna (con la excepción del budismo, tal vez, que es una filosofía más que una religión). Las verdades que ella defiende son absolutas, pues le vienen de Dios, y la trascendencia y sus valores morales no pueden ser objeto de transacciones ni de concesiones respecto a valores y verdades opuestos.
Ahora bien: mientras predique y promueva sus ideas y sus creencias lejos del poder político, en una sociedad regida por un Estado laico, en competencia con otras religiones y con un pensamiento a-religioso o anti-religioso, la Iglesia Católica se aviene perfectamente con el sistema democrático y le presta un gran servicio, suministrando a muchos ciudadanos esa dimensión espiritual y ese orden moral que, para un gran número de seres humanos, sólo son concebibles por mediación de la fe. Y no hay democracia sólida, estable, sin una intensa vida espiritual en su seno.
Pero si ese difícil equilibrio entre el Estado laico y la Iglesia se altera y ésta impregna aquél, o, peor todavía, lo captura, la democracia está amenazada, a corto o mediano plazo, en uno de sus atributos esenciales; el pluralismo, la coexistencia en la diversidad, el derecho a la diferencia y a la disidencia. A estas alturas de la historia, es improbable que vuelvan a erigirse los patíbulos de la Inquisición, donde se achicharraron tantos impíos enemigos de la única verdad tolerada. Pero, sin llegar, claro está, a los extremos talibanes, es seguro que la mujer retrocedería del lugar que ha conquistado en las sociedades libres a ese segundo plano, de apéndice, de hija de Eva, en que la Iglesia, institución machista si las hay, la ha tenido siempre confinada."

21 oct. 2010

Sobre los mineros en Chile

Extraído de la página "Radialisas apasionados y apasionadas" y que vale la pena leer con respecto a la situación de los mineros en Chile.

Un extraño misterio numérico: El misterio del número 3

WATSON ¿Y qué pasa con ese número? ¿Dónde está el misterio?
SHERLOCK En Chile. Ahí está el misterio del número 3.
¿qué has visto, leído o escuchado estos días sobre Chile?
WATSON ¿Sobre Chile?... Ah, tú te refieres a lo de los mineros... Los 33 mineros rescatados...
SHERLOCK Exactamente. 33. 3 y 3. Los 33 mineros, 33 trabajadores chilenos, que los medios de comunicación han convertido casi en estrellas de cine... El presidente Piñera, la CNN, hasta Obama y el Papa, todo el mundo habla de los 33 mineros...
Lo malo, es de los que no hablan... Y ahí está el misterio. 33 mineros rescatados, ¿verdad? ¿Y sabes cuántos mineros están ahora sin salario en esa misma mina llamada San José?
WATSON ¿Mineros sin salario?
SHERLOCK Una mina de empresarios abusivos que, sin medidas de seguridad, metieron dentro a 33 y dejaron fuera, sin empleo, a 300? 300 mineros sepultados no por la roca, sino por el desempleo. 300 mineros abandonados a su suerte. Y de eso, los medios de comunicación no dicen nada.
Parece que el número 3 acompaña a Chile.
¿Cuántas personas fueron desaparecidas y asesinadas durante la dictadura de Pinochet, te acuerdas?
3 mil. Un tres con tres ceros detrás. Uno de esos tres mil fue el padre de Luis Urzúa, el minero que coordinó al grupo, el último en salir de las entrañas de la tierra... 3 mil muertos y 30 mil torturados.
WATSON Escuché que en estos mismos días del Bicentenario de la Independencia chilena, los familiares de las víctimas exigen que se elimine la amnistía para los culpables de esos crímenes...
SHERLOCK ... La amnistía con que el gobierno de Chile y la iglesia católica quieren sepultar en el olvido a esos 3 mil muertos y 30 mil torturados...
SHERLOCK Pero el misterio del 3 continúa, en Chile viven 300 mil mapuches. 300 mil indígenas que llevan no 70 días como los mineros, sino 70 años, toda la vida peleando por sus tierras, para recuperar las tierras robadas por los españoles primero y por las transnacionales después...
WATSON Y me sospecho que los medios de comunicación no dicen nada de eso...
SHERLOCK Ni pío, Watson. Son 300 mil seres humanos hundidos en la pobreza, despojados de todo, arrinconados en las tierras del sur... Han hecho huelga de hambre, han protestado, han... y ahí sigue el gobierno de Piñera, sin atender sus reclamos.

WATSON 33 mineros rescatados, devueltos a la vida, qué bueno, pero...

SHERLOCK Pero 300 mineros sepultados por el desempleo en esa misma mina, 3 mil asesinados, 30 mil torturados por la dictadura, 300 mil mapuches sin tierras... Y de esos, Watson, nada dice la prensa. Prefieren ocuparse del minero que tiene una esposa y una amante...


 

6 oct. 2010

II Festival Juventud y Trabajo Decente en Escena

La Oficina de Actividades para los Trabajadores (ACTRAV) de la Oficina Regional de la OIT, la organización sindical de la Internacional de Servicios Públicos (ISP), el Centro de Formación Sindical de la Pontificia Universidad Católica del Perú y la ONG Asociación de Desarrollo Comunal (ADC), organizan el Segundo Festival “Juventud, Sindicatos y Trabajo Decente en Escena”, a llevarse a cabo el próximo jueves 7 de octubre en las instalaciones del Auditorio del Departamento Académico de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica del Perú (Av. Universitaria s/n, San Miguel) a las 18.00 horas. El evento cuenta con la colaboración del Grupo Ecodanza (VIDA).
El Segundo Festival “Juventud, Sindicatos y Trabajo Decente en Escena” se realiza en el marco del Día Internacional del Trabajo Decente (7 de octubre) que se celebra a nivel mundial para resaltar la importancia del cumplimiento de los derechos laborales de los trabajadores para su acceso a un trabajo decente en condiciones de igualdad, seguridad, libertad y dignidad. Según el Informe Trabajo Decente y Juventud en América Latina, publicado por la OIT, en la región existen 10 millones de jóvenes desempleados, 22 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan y más de 30 millones que trabajan en la informalidad y en condiciones precarias.
El objetivo del Festival es difundir iniciativas artísticas de la Juventud comprometida con la promoción del significado e importancia del trabajo decente y contará con varios números artísticos de títeres, danza contemporánea, obras de teatro, musicales, entre otros, que de una manera creativa expresarán los problemas relacionados con el mundo laboral del sector público, tales como la libertad sindical, la inspección laboral, las condiciones laborales de los y las jóvenes así como otros temas vinculados con los derechos fundamentales en el lugar de trabajo como el trabajo infantil, las peores formas de trabajo forzoso, la discriminación de género y otros temas laborales como el trabajo en la economía informal, la problemática de los recursos naturales. Así mismo, se presentará una adaptación de la obra “Hacia el País del Trabajo Decente” al contexto peruano y desde la visión de los y las jóvenes trabajadoras del sector público.
Durante el evento también se entregarán materiales desarrollados por los propios jóvenes sindicalistas y se incluirá una exposición fotográfica sobre las mujeres de la economía informal. Para mayor información comunicarse con benitezc@oit.org.pe con copia a segundofestivaltrabajodecente@gmail.com

5 oct. 2010

Brindis !!!

Una canción preciosa que hoy quiero cantar.

Mil gracias a mi familia y amistades por los saludos,

los adoro :-)

"Brindis"

"Seguir siguiendo al corazón y coquetear con la intuición
Seguir creciendo y esquivando las rutinas
Seguir soñando en un rincón
seguir creyendo que hay un Dios que me endereza de un tirón la puntería

Es que siempre voy detrás de lo que siento y cada tanto muero y aquí estoy

Tantos desiertos que crucé, tantos atajos esquivé
Tantas batallas que pintaron mis heridas
Tantos incendios provoqué tantos fracasos me probé
Que no me explico como canto todavía

Es que siempre voy detrás de lo que siento y cada tanto muero y aquí estoy

Por esos días por venir, por este brindis para mí
Por regalarle la intuición al alma mía
Porque los días se nos van quiero cantar hasta el final
Por otra noche como ésta y por mi vida

Tantos festejos resigné tantos amigos extrañé
Tantos domingos muy lejos de mi familia
Tantas almohadas conocí tantas canciones me aprendí
Que los recuerdos me parecen de otras vidas

Es que siempre voy detrás de lo que siento y cada tanto muero y aquí estoy

Tantas palizas esquivé
Tantas traiciones me compré
Tantos enojos me hicieron mostrar los dientes
Con mil abrazos me cuidé
Con mil amores me curé
Juntando heridas sigo creyendo en la gente

Por esos días por venir, por este brindis para mí
Por regalarle la intuición al alma mía
Porque los días se nos van quiero cantar hasta el final
Por otra noche como ésta y por mi vida

Y en estas noches de luna, donde los recuerdos son puñal
Me abrazo a mi guitarra y canto fuerte mis plegarias
Y algo pasa pero ya nada me hace llorar".

2 oct. 2010

Región Ica: Problemáticas y propuestas

He asistido a casi todos los debates organizados en Ica para conocer las propuestas de los candidatos a la presidencia del Gobierno Regional, ya que el desarrollo implica que el Estado trabaje en conjunto con las empresas y la sociedad civil.
Esperaba no escuchar el carnaval de ofertas de siempre (más presupuesto para programas sociales que lo único que al final consiguen son padres y niños gorditos dependientes de este sistema), no hubieron propuestas claras para enfrentar las problemáticas actuales.
Ordenamiento Territorial:
Ica viene creciendo territorialmente en los ultimos años en forma desordenada. Invasiones, expropiaciones, depredación e improvisación, sin dejar de lado actos de corrupción en los que los gobernantes de turno trafican incluso con zonas declaradas como protegidas por su valor ecológico y cultural.
Lo cierto es que antes de ordenamiento de territorio, lo que debemos ordenar son nuestras conductas, porque si seguimos construyendo territorio con los patrones antes mencionados, aumentamos las condiciones de riesgo y vulnerabilidad ante los fenómenos naturales. Hace falta elaborar un plan estratégico que se proyecte a 50 años, que involucre a todos y todas en un manejo sostenible.

Agroexportación:
Ica significa el 55 % de la producción nacional, exportamos gracias a la inversión de empresarios que emplean a más de 250 mil obreros y obreras que trabajan desde que sale el sol hasta que se oculta por un salario mínimo al mes y la mayoría de ellos sin beneficios sociales ni estabilidad laboral garantizada. Hay que destacar que la mayoría de los que trabajan en esta cadena productiva no son nacidos en estas tierras, son migrantes venidos de Ayacucho y Huancavelica que aceptan trabajar en condiciones precarias y que generalmente invaden zonas aledañas a sus centros de trabajo. (Los asentamientos humanos en las afueras de Guadalupe es un ejemplo.
El Gobierno Regional debe promover el consumo interno de lo que producimos y debe plantear un Enfoque Estratégico de Desarrollo que se aplique desde el aspecto económico y social, si basamos nuestra  economía en la agroexportación, debemos seguir consolidando logros, pero con respeto a los derechos del trabajador y al medio ambiente. Cuando uno se pregunta por qué las violaciones de los derechos laborales de estas empresas, muchas de ellas de capitales extranjeros, las respuestas son una excesiva intermediación laboral, falta de leyes acordes a la realidad actual y de inspectores de trabajo que cumplan con su función y no se limiten a ocupar una silla y cobrar un sueldo a fin de mes.

Agroindustria:
Son pocas las empresas que están apostando en este rubro, debido principalmente a la falta de recursos para invertir en tecnología que permita la producción de nuestros insumos y mejorar las cadenas de valor orientadas al mercado externo. Si se gestionarán proyectos en esta área los beneficios serían muchos, entre ellos mayores ingresos e incremento de puestos de trabajo para personal calificado o por capacitar de ser el caso. (Hacen falta más institutos tecnológicos como SENATI, que hasta el momento es el único acreditado en Ica)

Turismo:
Este sector no tiene políticas específicas, siendo la segunda región más visitada por los turistas nacionales y extranjeros gracias a Nazca y Paracas, pero por ejemplo Palpa tiene una área más grande y todavía no es tomada en cuenta con regularidad en los circuitos turísticos oficiales. Estructurar qué queremos vender y cómo debemos hacerlo es tarea de la Dirección de este sector que genera cada vez más divisas a nuestro país y significa ingresos en toda la cadena en que se manifiesta (Hoteles, agencias de viaje, restaurantes, casas productoras de artesanías y recuerdos, entre otras)

Industria Textil:
Chincha es la provincia que lidera en producción textil. Se necesita más proyectos similares que le permitan seguir creciendo tanto en lo social cómo en lo económico.
Otras actividades económicas rentables:
Otras actividades como la minería y la pesca industrial necesitan una gestión que les permita crecer y que a su vez controle su extracción, es sabido por todos y todas que tanto la pesca como la minería informal están ocasionando graves daños a nuestra ecología y nadie está haciendo absolutamente nada por evitarlo. Es hora de hacerlo.
También existen actividades como la producción de energía a través del gas. Contamos con la Planta Melchorita, parte del Proyecto Gas de Camisea y con el corredor de la Ruta 26 que ya está pasando por el distrito de Parcona. Somos parte de la cadena de distribución de hidrocarburos que debemos aprovechar para convertirnos en una potencia. Pronto Marcona contará con un megapuerto y esto significaría para Ica desarrollo y progreso.

Debemos recordar que la ineficacia en la gestión  pública (que nos hace devolver dinero por no contar con proyectos viables) nos hace pagar un costo de oportunidad que no vamos a recuperar jamás.

Cierro con el lema del Grupo Iniciativa Regional: Emitir un voto es delegar poder, mañana se podría decir que tendremos que elegir una vez más entre el menos malo, y no reelegir a los que ya nos demostraron su incapacidad cuando les dimos la oportunidad.

1 oct. 2010

Mensaje de la ANP en el día del Periodista

El Día del Periodista peruano constituye una valiosa oportunidad para reflexionar y, también, para hacer profesión de fe sobre nuestras convicciones de comunicador social en tiempos tan complejos como los que vive tanto la sociedad peruana como la colectividad mundial.
Los acontecimientos ocurridos en nuestra patria hacen ver que la jerarquía de los poderes ha cambiado y que, otro tanto, ocurre en otras latitudes. Se podría afirmar que el principal poder es en la actualidad el poder económico y el segundo el que ha asumido el poder mediático, relegando a un tercer lugar el poder político, lo que evidentemente pone en cuestión el sentido de democracia en la que vivimos.
Comencemos por recordar que la libertad de palabra, en su soberana dimensión, tiene ahora limitaciones que se contradicen en un mundo cada día más mundializado por las tecnologías de la información y el conocimiento. Cómo entender esta realidad. Hay nuevos paradigmas que marcan fuertemente el actual escenario nacional y tienen una consecuencia: el poder político va en constante retroceso. Los actores políticos se sujetan a la agenda de quienes manipulan el poder de los medios. Preocupados en la solución de sus propios problemas, han demostrado que no tienen nada que decir en materia de comunicación de masas y ésto les viene ocasionando una fragilidad total para equilibrar las acciones de gobierno con las soluciones que deben darse en el terreno social. Por eso, cada vez tienen menos posibilidades concretas de influir y de intervenir en la realidad tal como es.
La Asociación Nacional de Periodistas del Perú consciente de su rol señero, como matriz histórica del gremio de la prensa, se ve en estas circunstancias, en el deber de exhortar a cuantos están involucrados en el ejercicio de la profesión, a que tomen nota de este fenómeno que está convulsionando política, económica y socialmente el mundo del trabajo y del quehacer humano en general. Hay más de una razón para ello pero basta recordar que, hasta hace muy poco, la cultura periodística se concibió en países como el nuestro, como una actividad destinada a edificar el espíritu y la mente, producir emociones, construir una sensibilidad. Hoy no hay nada o muy poco de eso. Los espacios dedicados a la comunicación social cada vez son más reducidos, anquilosados por efecto de una prensa amarilla o de una prensa sensacionalista afín al mercado, que se ha convertido en paradigma para organizar a la sociedad desde todos sus aspectos. En la actualidad la cultura periodística está prácticamente inmersa en ese disparatado mundo, donde el morbo tiene mayor valor que la verdad informativa.
Nos preguntamos, qué es lo que nos depara el futuro en estas condiciones, cuando el poder económico tiene carencia total de dimensión humana y social, cuando se convierte en enemigo muy fuerte de los trabajadores a quienes hace sentir sus efectos muy duros y pone en riesgo la estabilidad de nuestras organizaciones, llámese gremio o sindicato, invadiendo sus conceptos, sus políticas, sus estrategias y sus acciones y despojarles de toda legitimidad.
Sin embargo, todo no ha terminado. En la ANP creemos que hay espacio suficiente para pensar en la modernización de nuestras estructuras organizativas y la inteligencia adecuada para afrontar los nuevos retos de esta realidad. Queremos que los periodistas tengan trabajo decente, que la precariedad no continúe y que los nuevos mecanismos jurídicos, que los desprotejen legalmente, se conviertan en un futuro próximo en recuerdos nefastos del ayer. Aquí en la ANP creemos que existe un mensaje esperanzador motivado por la conciencia cada vez más fuerte sobre los derechos fundamentales que corresponden al trabajador como periodista. Se puede afirmar que estamos en el umbral de una legitimación de los derechos humanos, en donde el derecho a la vida y al trabajo están en primera línea.
Por eso insistimos en la reflexión, pero también en la acción.

Que el abrazo de hoy día no sea de circunstancias y se convierta, más bien, en una tarea unitaria para que se imponga en nuestro trabajo diario un mejor concepto y práctica humanista, que haga posible el respeto a los derechos sociales y económicos, al libre ejercicio de la profesión, sustentado en los valores de una firme democracia, donde impere por encima de todo la libertad de expresarse sin temor, pero también sin discriminación a la opinión ajena.

Lima, 1 de octubre 2010

Roberto Mejía Alarcón
Presidente ANP

Zuliana Lainez Otero
Secretaria general ANP