28 abr. 2014

Doctores Pun en Lima combinan lo mejor de la medicina moderna y la tradicional china

Tenía pendiente este post desde antes de que falleciera mi padre en la navidad del 2012.

Los médicos que lo atendían sorprendidos nos contaban que era muy raro que no padeciera los terribles dolores de su cáncer al estómago en etapa terminal.

A algunos de ellos les contamos que él recibía un tratamiento a base de yerbas recomendadas por el Dr. Jorge Pun, quién luego de ver su tomografía  dijo que lamentablemente por lo avanzado de su mal, sólo podía recetarnos yerbas para que no tuviera dolor y realmente así fue.

La medicina tradicional china descansa sobre el principio filosófico de ver al hombre como un “pequeño universo” en búsqueda del equilibrio, por lo que rescata las bondades terapéuticas de las plantas. “Cerca de un 99% de la medicina tradicional es de carácter herbolario”, afirma el doctor Jorge Pun en la entrevista del diario "La República“. Las personas ignoran lo científica que es la medicina china, entonces nos miran como si fuéramos brujos”, asegura el médico.

El primer Doctor Pun llegó a Lima en el siglo 19  En tiempos de una aún limitada medicina occidental, cuándo ni se había descubierto la penicilina, en una ciudad con plagas, la milenaria medicina china y sus remedios herbarios parecían más magia que cosa de este mundo.  A él lo apodaron “El Milagroso” luego de salvar a personas incurables para la época. 

Veinte años más tarde vino su hijo, también médico y además asignado por Chiang Kai-shek como diplomático en el Perú.  Aquel joven doctor de sensibilidad prodigiosa, podía identificar la enfermedad de un paciente con tan sólo darle un vistazo a su lengua o sintiendo su pulso.  Se hicieron famosos.  Enviudó cuando el más pequeño de sus hijos, Jorge Pun La Torre no cumplía los cuatro años de edad. 

Jorge Pun La Torre y su hijo Jorge Pun Stossel estudiaron medicina occidental -la moderna- y le agregaron la medicina china tradicional.  El primero, siguiendo la tradición, el segundo, siguiendo la curiosidad científica que lo acompaña desde niño.  Ambos han logrado combinar ambas, añadiendo esa sensibilidad humana que les permite leer la energía de los otros. 

Hombres de rostro sereno, de sonrisa y modos suaves. Hablan de equilibrio, balance, energía.  Tratan al organismo con respeto. De sonrisas plácidas  y ojos que cuando te miran transmiten esa confianza para contarle todo sobre tu vida.

Lo que comemos, pensamos, sentimos, influye en la energía que generamos. Algunos médicos chinos pueden detectar el tipo de energía del paciente a través de la voz.  Es un don que les permite tratar mejor a los pacientes, fluir con ellos. Este don según el doctor Pun Stossel su padre lo tiene, nunca lo estudió, simplemente puede hacer reír o llorar a una persona, o calmarla, o saber lo que siente un paciente sin que este le diga nada.


Males como la apendicitis, las hemorroides, la tifoidea y las náuseas metabólicas se pueden tratar –sin necesidad de fármacos u operaciones– con las cerca de 400 especies botánicas que  ellos manejan. ¿la gran ventaja? carece de efectos colaterales indeseables.

Este tipo de medicina está dirigido principalmente a la prevención. “Antiguamente el médico chino cuidaba a toda una población. Si alguno se enfermaba el médico tenía que pagarle el tratamiento, pero mientras todos estaban sanos tenían que pagarle a él. Era una forma inteligente de mantener una población saludable” expresa el afamado doctor. 

He conocido muchas personas que han llegado a ellos recomendados por mi tía Narda, que es su fan desde que la curaron de una artritis que no sufre más. Todos ellos con distintas dolencias y todos, absolutamente todos, están satisfechos y agradecidos. 
Nota:
Jorge Pun La Torre, nació en Lima en el año 1945 y obtuvo el título de Médico Cirujano en la Universidad de Valladolid, España.  Estudió la medicina china y heredó las recetas de fórmulas herbolarias chinas de su padre y abuelo.  Trasladó el consultorio del centro de Lima a la avenida Tomás Marsano en Higuereta en el año 1981 y en 1996 a la avenida Velasco Astete 983 en Chacarilla.   
Jorge Pun Stossel, conforma la cuarta generación de doctores Pun que aplica con éxito la medina herbolaria china en el Perú.

Algunas hierbas chinas usadas en sus tratamientos:
REGALIZ, una de las plantas más poderosas dentro del herbolario chino. Los 300 principios activos de esta raíz combaten, entre otros males, el asma, los melanomas y el reumatismo, además de ser antibacteriana. 
SHENG JIANG. Es jengibre fresco. Por ser picante y ligeramente frío penetra el pulmón, bazo y estómago. Su efecto más contundente es como antiemético, por su capacidad para descender el estómago. Es considerado como el medicamento mágico para el vómito. Además como calienta el pulmón ayuda a liberar del cuerpo la flema y la tos. 
DA ZAO. Su nombre común es Azufaifa. Es un producto dulce que interviene en el bazo y en la sangre. En muchas fórmulas se mezcla con el jengibre fresco como un tonificante natural. Por otro lado, puede hacer agradable el sabor de otros medicamentos. 
GAN CAO. Mejor conocida como Orozuz. Es un producto neutro que se usa para una gran variedad de patologías (tos asmática, ansiedad, pulso irregular, etc.) debido a que tiene la capacidad de incrementar y tonificar la energía del bazo y el corazón. Además tonifica el bazo, lubrica al pulmón y sirve como relajante. Dosis: de 2 a 10 g.


6 comentarios:

Rosa Bustamante dijo...

Conozco al Dr. Pun La Torre y comparto la opinion expresada en el articulo respecto a sus altas capacidades terapéuticas, a su sensibilidad humana y a la excelencia de la herboristeria china.

Anónimo dijo...

Quality content is the key to attract the viewers to visit the site, that's what this web site is providing.
Also see my web page > vuelos china

CIRO ROQUE CABALLERO dijo...

MUY BUENA LA MEDICINA CHINA EN NUESTRO PAIS GRACIAS POR TENERLO CERCA Y PODER CURARNOS DE NUESTROS MALES

Anónimo dijo...

Aunque no lo recuerdo físicamente, conocí al Dr. Pun, de niña, cuando mi madre llevaba a mi hermana pequeña siendo casi un bebé a su consulta ya que él y sus famosas hierbas chinas fueron los únicos que pudieron curar a mi hermana de una grave enfermedad de la piel. Gracias por éste post, su información es muy válida; otra vez en familia, se presenta una enfermedad que los médicos tradicionales no pueden curar y gracias a Dios que recordé al Dr. Pun.

Silvia Sandon dijo...

Conoci al Dr. Jorge Pun La Torre, mi padre me llevo ahi; mi padre conocio a su padre cuando su consultorio funcionaba en el centro de Lima. Lo buscamos pero ya habia fallecido asi que me trato su hijo; Jorge Pun; efectivamente su tratamiento hizo posible que pueda llevar una mejor calidad de vida, me trato del higado y el estomago, pues no podia consumir, leche, ni huevos , ni palta; despues de su tratamiento pude consumir de todo, de ello hace años. Hoy lo he vuelto a buscar y veo que su hijo es el "nuevo doctor Pun" confio en la medicina china y le debo una visita a mis casi 51 años de vida. Me da gusto saber que aun hay un Dr. Pun donde acudir y debo verlo y esta vez ire tambien con mis hijas. Gracias por el post.

Giu dijo...

Gracias por los comentarios!!!