3 oct. 2012

Pisco sour, patrimonio cultural preferido por peruanos y turistas

El pisco sour es la bebida preferida por los peruanos, sobre todo de los nacientes en la región Ica, cuna del pisco. Pero nuestro cóctel de bandera también se ha vuelto el preferido de cualquier turista que visita nuestra ciudad. 

La experiencia del pisco sour es única para los que vienen de otras tierras. Quienes lo prueban tienen explicaciones diversas respecto al encanto de la bebida. 
Los románticos afirman que es el aroma lo que seduce. Otros consideran que su atractivo está en la combinación exquisita del limón, el jarabe de goma y el pisco. Los amantes de la bohemia, en cambio, sugieren que no es sólo el trago, sino también el entorno y la compañía.
su origen ha sido motivo de investigaciones sesudas y detalladas.

La versión más aceptada indica que la bebida nació en el bar Morris, local inaugurado en 1916 por Víctor Morris en la calle Boza, actual jirón de la Unión. Por esa temporada, el cóctel se servía también en el hotel Maury y el Gran Hotel Bolívar (lo he probado en ambos y motivan un aplauso su exquisito sabor).
De allí para adelante, la bebida de bandera se ha mantenido intacta, para deleite de los peruanos y los amigos de todo el mundo.

Una resolución ministerial de abril de 2004 instituyó en todo el Perú el Día del Pisco Sour, que desde entonces se celebra el primer sábado de febrero de cada año. En 2007, el Instituto Nacional de Cultura (INC) declaró al pisco sour Patrimonio Cultural de la Nación y desde entonces todas las embajadas peruanas en el mundo deben organizar sus recepciones oficiales con el peruanísimo "pisco de honor".

Aquí la receta para preparar un delicioso pisco sour.

3 onzas de pisco
1 onza de jugo de limón verde
1 onza de jarabe de goma
1 clara de huevo
6 cubos de hielo
1 gota de amargo de Angostura (sílo para decorar el trago)

Preparación: Agitar con energía el pisco, el limón, el jarabe y el hielo en una coctelera o llevarlos a la licuadora por un minuto. La clara se agrega al final, para luego licuar el cóctel por cinco segundos más (los conocedores sugieren usar pisco acholado o un quebranta)