1 set. 2012

Zona Reservada San Fernando en Nasca, es una de las zonas costeras con mayor biodiversidad, alberga más de 300 especies de animales y plantas


La Zona Reservada San Fernando, en el departamento de Ica, posee una biodiversidad enorme, al contar con más de 300 especies de animales y plantas, según dos estudios científicos recientes, informó el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

Zona Reservada San Fernando, en el departamento de Ica. Foto: Sernanp.
Zona Reservada San Fernando, en el departamento de Ica. Foto: Sernanp.

En la parte costera se encontró 46 especies endémicas y siete especies nuevas para la ciencia, así como seis diferentes unidades ecológicas terrestres: desierto sin vegetación (pedregoso y de dunas), litoral costero, tillandsial, lomas, monte ribereño, desembocadura de río y relicto de huarangos.


Unas 328 especies de animales y plantas vasculares fueron registradas en la parte terrestre. El mayor número fue encontrado en la unidad de lomas, seguida del monte ribereño. Los grupos con mayor riqueza fueron las aves con 123 especies, artrópodos con 123 y plantas con 80.

La presencia de especies de origen andino evidencia un amplio corredor biológico andino-costero que garantiza ciclos naturales migratorios de mamíferos, indicó el Sernanp.
Agregó que las lomas de San Fernando podrían ser paraderos de migración de especies que parten desde el mar hacia la Cordillera de los Andes, como el guanaco, el zorro andino, el puma y el gato andino.

En el litoral se registró el mayor porcentaje de especies de aves de importancia. El 85 por ciento de las especies de aves migratorias proviene del hemisferio norte.

En el ambiente marino se analizó la diversidad, abundancia y distribución espacial de macroalgas, peces, crustáceos, moluscos, esponjas y poliquetos en ambientes intermareales y submareales. El pingüino de Humboldt, el potoyunco peruano, el gaviotín peruano y el churrete marisquero constituyen las especies de mayor interés en conservación. 
Considerando el enfoque de hábitat y los patrones de distribución de peces, se identificaron dos Unidades de Conservación Ambiental (UCA) y una zona de transición. La UCA San Fernando está dominada por ambientes rocosos y la Zona de Transición y la UCA Boca de Río por ambientes arenosos.

En el ámbito terrestre destacó el fringilo apizarrado.
El cóndor andino es una especie importante en muchos hábitat evaluados como litoral, loma, monte ribereño e incluso el desierto.

Se destaca la presencia de numerosas pozas de marea en la zona dominada por ambientes rocosos. Estas pozas funcionan como refugio de juveniles de peces.
Hay 17 especies de peces que corresponden en su mayoría a especies focales por su importancia comercial. Entre ellas destacan el negrillo, lenguado, camote y corvina.
Entre los invertebrados figura el chanque, erizo rojo, pulpo y lapas. Asimismo se tiene la presencia de la macha, erizo verde, chanque y castañuelas. El grupo de las macroalgas reunió 20 especies y fueron representadas solo en el intermareal rocoso.

Las investigaciones contaron con la participación de especialistas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, liderados por el doctor César Arana y el biólogo  Elmer Ramos, y el apoyo financiero de The Nature Conservancy y Mar Cobre.

La Zona Reservada San Fernando es un área natural protegida del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sinanpe), administrada por el Sernanp, establecida en julio de 2009 y clasificada como una zona prioritaria para la conservación de la diversidad biológica de nivel nacional.

Es uno de los lugares de mayor concentración de lobos marinos (fino y chusco), especies vulnerables según la legislación de nuestro país por encontrarse en altas concentraciones y en tan pocas localidades.

El litoral costero está dominado por la influencia de la vida marina, por ello la importancia de proteger este importante ecosistema.

Fuente: SERNANP

No hay comentarios.: