7 jul. 2014

Las escuelas inclusivas dan lecciones de amor

El fin de semana pasado fui a cubrir el quinceañero de Anali, una niña con sindrome Down que estudia en la escuela inclusiva "Círculo de Periodistas Deportivos de Ica", debo confesar que me conmovió todo lo captado por el lente, pero sobre todo esa sensibilidad que percibía en todos los niños con capacidades especiales que forman parte de esta institución educativa estatal.
 Se había coordinado con las profesoras de las distintas aulas para que todos los alumnos participaran de la reunión preparada por la maestra de aula y la coordinadora de la escuela.

 Anali llegó con retraso porque según ella "en el salón de belleza se demoraban en peinarla", ella no estaba para nada nerviosa, todo lo contrario al paje, Roberto que la esperaba muy elegante y ansioso.



Creo que la principal ventaja de las escuelas inclusivas es que los niños aprenden a convivir respetando las diferencias a la vez que desarrollan valores como la solidaridad, empatía y tolerancia. A su vez los niños con algún tipo de discapacidad mejoran sus capacidades relacionadas al lenguaje y a la adaptación social.

Lo más importante es que los que interrelacionan en este tipo de escuelas, desde los padres, aprenden a respetar y desterrar poco a de sus mentes y en su actuar la discriminación hacia la diferencia, aunque muchos casos cuesta mucho, pero lo vienen logrando.

Disfruté tanto viendo a un pequeño saltar y bailar al ritmo de la música, para él la falta de visión no era impedimento para sentir y disfrutar, me gustaba ver que nadie se burlaba de él por el contrario lo rodeaban con alegría y cuidando que no se lastimara.

La ternura en las muestras de cariño que se prodigaban todos los niños me hacían sentir ganas de correr hacia ellos y sentir sus abrazos cálidos y sinceros. Al final Martin, también con sindrome Down, se me acercó, me miró y tomo mi mano como todo un caballero y me la beso, puedo decir que me sentí afortunada y solo atiné a sonreír emocionada

La IE 22727 "Círculo de Periodistas Deportivos de Ica" alberga en sus aulas a niños de hogares de bajos recursos, en su mayoría hogares disfuncionales, pero estoy segura que la experiencia vivida en el entorno los está enriqueciendo como seres humanos y esas son las mejores lecciones que puede dar una escuela.


Una linda experiencia.

No hay comentarios.: