25 ago. 2009

Al cubrir sobre fallos judiciales

El periodismo y la judicatura, son profesiones que deben trabajar a favor de la justicia y el bien social, los jueces con un imparcial fallo y los periodistas con una información veraz sobre los mismos previa comprobación de lo suministrado por sus fuentes.
Es común en los diarios “chicha” y algunos programas radiales y televisivos, encontrar los siguientes adjetivos a algunos jueces luego de un veredicto: “mafioso”, “coimero”, "corrupto" entre otros calificativos que muchas veces ponen en riesgo la respetabilidad de uno de los poderes del Estado.
Es cierto que hay muchos jueces que no deberían llevar tal investidura, pero generalmente de estos jueces no es que se expresan en dichos medios. Si los periodistas se dedicarán a investigar a los que tienen en sus manos la misión de impartir la justicia, muchas serían las sorpresas, sólo basta con recorrer los pasillos de los Juzgados y Salas y escuchar a los usuarios del servicio judicial, ahí ya tienen más de una pista por seguir, pero sin embargo no lo hacen.
La mayoría de periodistas locales sólo se limita a recoger la información que le brindan o la parte perjudicada en el proceso o lo que quiera informar el Poder Judicial, sin contrastar ni comprobar, simplemente transmiten lo que les conviene sin medir las consecuencias del impacto de la noticia.
Porque si no investigan y simplemente tachan de “mafioso” a un juez sin escuchar su versión están atentando contra el derecho a su dignidad e incluso pueden ser procesados (pero esto no sucede casi nunca en Ica).
Y sí solo transmiten lo que dice el responsable de la administración de justicia, se convierten en voceros de la institución, (muchos de los periodistas que ejercen en Ica le hacen reverencias a los jueces y hasta parece que tuvieran miedo de preguntarle por el ejercicio de sus funciones).
En cualquiera de los dos casos los periodistas, transgreden contra el derecho a la información veraz y oportuna de todos los ciudadanos, que son los que al final pagan sus honorarios.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

completamente de acuerdo contigo bonita, lograr que los periodistas informen con total imparcialidad es como un sueño

Anónimo dijo...

como cambiar la actitud de quienes ejercer esta profesión tan digna, muchos callan por un plato de lentejas y es por ello que no dan la informacion como debe ser.

Anónimo dijo...

tu profesión es bien complicada porque yo entiendo que a veces tengan que romper la ética para seguir laborando en un medio, pero si estoy convencido que cuando se trata de la libertad del ser humano o la violacion de derechos fundamentales es inaceptable
"Fierita"

Anónimo dijo...

la fórmula: etica profesional tanto en el abogado o juez como en el periodista y no intereses personales

Anónimo dijo...

Lamentablemente ya la ética se perdió el dia que la moral nos dejo solo con el yo es decir yo..yo...yo solo yo intereso, y en los pasillos del Poder Judicial solo quedan sujetos que caminan sin conciencias.....y ellos dicen llamarse justos.