6 set. 2008

Paúl, maestro arrebatado por la pobreza.

Aún hoy muchos siguen muriendo en el Perú a causa de los pozos artesanales, y lo peor es que aún hoy estos pozos se siguen construyendo por falta de recursos de familias en situación de pobreza extrema en nuestro país.
A continuación he editado lo que escribí cuando falleció un maestro en esencia. Su caso es uno más de aquellos que demuestran que la pobreza es el peor de los crímenes, pues los que la sufren en su punto más extremo experimentan la agonía de la muerte en todas sus formas.
Recuerdo que la última vez que lo ví, llamó la atención a mi grupo porque no lo escuchábamos cuando hablaba sobre el botiquín de primeros auxilios que debíamos de equipar para nuestra aula. Todos nos quedamos en silencio, era la primera vez en cuatro años que compartíamos juntos que él levantaba la voz, hasta ese momento ninguno de nosotros imaginaba que también sería la última vez.
Era miércoles y Paúl se había levantado como todos los días a las 5:00 am, en su casa de adobe que no cuenta con agua, desagüe ni energía eléctrica. Ese día él junto con sus hermanos tenían la misión de limpiar el pozo artesanal que permitía regar su chacrita y así prodigar el escaso sustento familiar. Ese día sólo habían consumido unos higos secos antes de empezar su faena.
Su hermano descendió 25 metros para hacer bombear el motor, mientras Paúl lo observaba tarareando a Segundo Rosero, de pronto el pozo se llenó de agua y su hermano no salía a la superficie. Paúl gritó pidiendo auxilio y sin medir el peligro al que se enfrentaba descendió a salvar a su hermano, pero cuando logró llegar al fondo ya no tenía fuerzas, los gases venenosos emanados por el motor de la bomba también estaban acabando con su vida y con sus sueños y con los de su familia.
Su madre y otro hermano, también había escuchado los gritos y corrieron a ver que pasaba, pero ya era demasiado tarde, sus dos hijos yacían en el fondo. La madre desconsolada corrió a buscar a los vecinos para que la ayudarán a sacar los cuerpos, mientras el padre se encontraba en shock ante ese cuadro desgarrador.
Los vecinos pudieron sacar los cuerpos de ambos jóvenes al promediar el mediodía y llevaron cargando los cuerpos hasta la panamericana sur, fueron casi dos horas las que emplearon para trasladarlos por un camino de arena, camino que todos los días Paúl recorría en una hora para, ir en medio de un ardiente sol y venir en compañía algunas veces de su padre y otras sólo de las estrellas que alumbraban su camino, del instituto donde estudiábamos juntos.
Mientras tanto en el Pedagógico esa tarde, causó extrañeza no encontrar a Paúl en el aula, él era siempre el primero en llegar, muchas veces sin almorzar, y era también el primero en irse ya que el ómnibus que lo retornaba sólo sale hasta las 8:00 pm de la plaza Barranca y él no lo podía perder.
Todos hicimos bromas sobre su ausencia, pues de los 24, él era el más responsable, (y el más inocente también). Su esfuerzo constante no lo apreciábamos en su total dimensión, sabíamos que era becado por sus bajos recursos y que ya en una oportunidad había dejado de estudiar por motivos económicos, pero no éramos conscientes aún de la insufrible vida que llevaba.
El primero de mis compañeros que se enteró de la tragedia fue Gino, quién al pasar la mañana siguiente por el instituto por unos materiales que necesitaba se enteró de la noticia ya que el papá de Paúl había ido en busca de ayuda, pues no le permitían sacar los cuerpos de la morgue de Ica.
Que indiferentes pueden llegar a ser las autoridades ante la tragedia de unos padres, quienes tras haber perdido a dos de sus hijos, todavía tienen que ser humillados y ver a sus vástagos tirados pudriéndose, por que no pueden pagar para sacarlos, siguen siendo vejados en su dolor, no en vano a la pobreza algunos la consideran maldición. De no ser por Gino, que reponiéndose del dolor fue a la morgue a ver que pasaba, quién sabe cuanto más se prolongaría la agonía para la familia Ramos Gutierrez, él argumentando la pobreza extrema en que vivía la familia y luego de dar el dinero juntado por familiares, vecinos y amigos, logró sacar los dos cuerpos para trasladarlos a su sepultura en Ocucaje.
Luego se enteró Carlos, el mejor amigo de Paúl, quién trabajaba en la plaza de Armas de lustrabotas, ambos quizas congeniaban porque para ellos, todo en sus vidas había sido sólo dificultades que siempre sabían librar, él rompió a llorar. La misma escena se repitió con Fernando, con quién Paul compartía las vacaciones repartiendo volantes de promoción del Instituto, esa era una de las formas en que retribuía la beca dada. Recién al llegar al aula en la tarde yo y muchos otros no enteramos de su muerte, hubó una conmoción, maestros y alumnos nos sumergimos en una tristeza profunda por el amigo que había fallecido de una forma tan trágica, pero sobre todo porque éramos conscientes que él entre todos los que allí estábamos era el que más merecía terminar la carrera por su esfuerzo desplegado.
Esa tarde empezaron las colectas para ayudar a la familia, !que ironía!, lo tuvimos cuatro años enfrente, compartimos con el innumerables tardes y jamás lo ayudamos, pese a que a través de sus ropas, de su uniforme raído por el tiempo, que debió ser de otro porque le quedaba chico, demostraba no contar con recursos, pero nunca nos quisimos dar cuenta y sólo ahora que ya no está con nosotros reaccionamos.
Durante el velorio escuché a un profesor ateo preguntar, ¿dónde está su Dios?, mientrás una lágrima se le escapaba y yo pensé por un instante que si Dios existe pues nunca estaba con los pobres.

No fuimos los únicos en sentir su ausencia, comprobamos que todos los que lo conocieron lo llegaron a apreciar, fue muy emocionante escuchar a un mastro de la escuelita de Aguada de Palos donde él hacía sus prácticas, decir que Paúl era la esperanza para los niños de ese sector, pues era un ejemplo de lucha ante la adversidad, a la que sacaba la vuelta día tras día con una sonrisa, pues he de destacar que jamás lo vi triste, muchas veces cansado si, pero jamás triste. También nos enteramos que él había pintado los exteriores de la escuelita con hermosos paisajes para alegrar la vista de los pequeños con quienes aprendía a enseñar, pequeños que pasan las mismas necesidades que él sufría y a las que él sorteaba con creatividad, pues nunca he visto tantos trabajos manuales de materiales desechables como los que vi que él hacía en sus sesiones de clases, pensando en niños que como él no cuentan con recursos, niños de estómagos vacíos de alimentos nutritivos, pero llenos de parásitos y de ilusiones también, pero sobre todo con esa inocencia que los hace sonreir con cajitas de carton como carritos, inconscientes aún en toda su dimensión del castigo que significa haber nacido en medio de tanta miseria.
Entre los objetivos de desarrollo del milenio, está considerado el batallar para disminuir la pobreza, objetivo que merece ser trazado con políticas efectivas, que minen la valla de desigualdad existente, que hace a nuestro país vulnerable. Alimentación, vivienda, vestido, educación, salud entre otros; son derechos fundamentales de la persona reconocidos por el Estado en nuestra carta magna, pero que sólo quedan en el papel ya que el Estado no cumple con su deber de garantizarlos. Y ahi está Paul y su familia y su comunidad como ejemplo palpable de derechos humanos violados.
¿Qué se puede esperar de personas que no son bien alimentadas, vestidas ni educadas? Poco o nada, y al final todo el contexto se perjudica ya que la pobreza como jinete líder del apocalípsis, trae consigo delincuencia, drogadicción, prostitución y otros males que afectan a toda la sociedad en su conjunto y no sólo a los que están inmersos en ella. Está demostrado que la cadena de pobreza es un estigma que excluye a quién forma parte de ella y no hay derecho tampoco de que por prejuicios o inconsciencia, se sigan trayendo criaturas a este mundo sin tener nada que ofrecerles, porque un hoy un niño al nacer no trae un pan bajo el brazo, sino que arrastra consigo un porcentaje de la deuda externa, que el Estado si se preocupa en honrar.
Por eso quizás Paúl representaba en sí mismo el esfuerzo por alcanzar lo que uno quiere, porque él batallaba día a día contra todos los obstáculos para ser profesional y brindarle a su entorno mejores condiciones de vida. Este esfuerzo reconocido por su comunidad, se vió reflejado el día de su entierro cuando en un homenaje hecho por el alcalde de su distrito, fue declarado heroé de la juventud ocucajina por su ejemplo de vida y virtud.
Dicen que los más buenos son los primeros en irse de este mundo, él tenía tan sólo 23 años, y estaba a un año de terminar la carrera que lo consagraría como maestro, pero para todos los él ya lo era, excepto en el campo sentimental, pues nunca tuvo enamorada, y cuando lo molestábamos con alguien se ruborizaba y ver a un hombre de 23 ruborizarse es hoy tan raro como encontrar a una chica virgen a los 16.
Lamento haber sido indiferente ante sus carencias y ante su infatigable lucha, y mi pena y frustración crecen, pues no lo ayudé cuando pude hacerlo, y no hay excusa que valga. Sólo en su honor me prometo a mi misma, ser mejor, y dejar la indiferencia a un lado, pues de nada sirven homenajes, a alguien que no está para presenciarlos.
¿Cuál será el destino de sus alumnitos? Fue la pregunta que me quedó ese día al verlos acompañar sollozantes al que fue su maestro. Pueden ser delincuentes o personas sobresalientes, dependerá de ellos y del esfuerzo que le ponga a su lucha, pero también dependerá del Estado y de nosotros y de lo solidarios que podamos ser.
En los siguientes links encontrarás poemas que mi hermano Fernando le escribió a raíz del dolor que le produjo su partida.
hthttp://poemaxv.blogspot.com/2007/07/donde-estan-tus-pasos.htmltp://poemaxv.blogspot.com/2007/12/alguien-llora.html
http://poemaxv.blogspot.com/2007/07/el-llanto-de-dios-las-entraas-del-mundo_21.html
http://poemaxv.blogspot.com/2007/09/las-autoridades-ineficaces-de-mi-ciudad.html
http://poemaxv.blogspot.com/2008/02/horas-desesperadas.html

17 comentarios:

Anónimo dijo...

hola giuliana, gracias por compartir..
abrazos, ariel
como sigue tu hermano??

Anónimo dijo...

hola giuliana,ojala te encuentres mejor en tu dolor,desde aca te acompaño en el sentimiento,la historia que me contas es mas que dura y triste y mas sabiendo que debe haber muchos casos como el de paul por ahi que nosotros ni sabemos que pasan,es verdad lo que decis aveces no nos damos cuenta y valla a saber porque y no brindamos a lo mejor la ayuda en el momento,ayuda que le corresponde a los que gobiernan y no hacen nada por los pobres mas que ir a buscarlos el dia de elecciones para votar,despues se olvidan de ellos, no te sientas mal por no haberlo ayudado antes seguramente no te habras dado cuenta o muchas veces por temor a ofender a la persona uno no se ofrece como deberia y las cosas en el momento menos pensado pasan,como le paso a tu amigo y su hermano, ahora solo queda rezar por sus almas y por su familia, que tenga la fuerza suficiente para poder de salir adelante de semejante tragedia,yo soy muy creyente,si creo en dios por sobre todas las cosas,pero tambien alguna vez pense...donde estas dios?y como buen creyente encontre la respuesta...en el mismo lugar que estabas cuando matabamos a tu hijo,yo se que no es excusa y a lo mejor no sirve para calmar el dolor,pero si lo analizas detenidamente le vas a encontrar el sentido a tan simple frase,amiga desde argentina te ofresco mi corazon y conta para lo que sea conmigo yo estoy aca de este lado de la pantalla,vos sabes que me podes encontrar,la vida tiene estas cosas es asi y no lo podemos cambiar,solo mejorar y mejorar nuestra calidad de vida poniendo nuestro granito de arena y tratando de creer que los que nos gobiernan de una ves por todas hagan las cosas medianamente bien(con eso creo que seria suficiente)ya que no hacen nada. luchemos dia a dia ante la adversidad asi como lo hacia paul con esfuerzo con ganas con amorcon dedicacion,que su paso por la tierra no alla sido en vano,ese va a ser el mejor recuerdo y sera eterno en nuestros corazones ya que por siempre ahi estara...en nuestros corazones.........te mando un fuerte abrazo y beso,tu amigo de argentina que te quiere mucho.

JULIO CESAR CIPOLLONE.

Romy Rondoy Delgado dijo...

Los accidentes ocurren solamente,son parte de la vida.
Que Paul haya muerto es una tragedia sin duda,en especial para su familia que de seguro le tomara demasiado tiempo superar el dolor...
La pobreza en un paìs que supuestamente crece economicamente cada dìa tambien duele;la burocracia,la corrupciòn que abofetean al mas empobrecido de los peruanos tambien es dolorosa.

Pero ¿sabes que me dolio mas de tu historia...?
La INDIFERENCIA nuestra de cada dìa,nuestro paìs,nuestra ciudad,nuestra calle esta llena de Paules que nos necesitan...y solo los vemos cuando ya se han ido.

Si a nuestras vidas les falta mas SOLIDARIDAD,mas AMOR AL PROJIMO.
Pero todos estamos muy ocupados en nuestras carencias,en nuestras vidas...
El propòsito es bueno CAMBIAR EL MUNDO,EL PAIS a partir de ser capaces de transformarnos NOSOTROS.

Un abrazo
Romy
http://planetaromy.blogspot.com/

Fernando Martínez dijo...

"EL OLVIDO"

a Paul Ramos G.

Cuando arrecian los fúnebres vientos de mayo; y entre mis huesos: los humeros y las tibias, derrochando temblores acompañan mi llanto.

Cuando pienso en el páramo yerto de la muerte, consumiendo tus pasos magros, me arrepiento siete y mil veces; por el olvido infinito y por el blanco augusto de tus manos.

Cuando intento descubrirte, en el desierto yermo, paseo divariante, sublevado contra el tiempo. libando las riveras salinas de mis ojos e intentando librarte del eterno lienzo.

Cuando enristro una a una tus virtudes, tiritando mis labios componen un salmo. Y te corono con versos y nardos verdes y el estruendo de mis palmas, que cesan cuando calmo.

Cuando caigan las estrellas y los astros; y el ángel blanco, deseche todo vestigio del pasado. Te levantarás como el buen Lázaro; y tal vez yo, este muy cansado y no me levante. Y tal vez tú, no te acuerdes de mis manos.

FERNANDO MARTINEZ

Anónimo dijo...

Boo!

Giuliana, que gusto mirar su blog!
Y ademas de haverlo, usar como fuente de informacion! Eso de los pozos es terrible. En Brasil, el caso mas nuevo, fue de un ninõ de uns 9 anos que quedo 6 dias en nu pozo..sobrevivio con el agua de la lluvia..

Sigas asi! construiendo la informacion! :) saludos de Jorge Lins

Anónimo dijo...

La pobreza es el peor de los males y lamentablemente nuestro pais la sufre y lo peor es que el terremoto tambien demostró que los pobres siempre son los que mas sufren las consecuencias, como es el caso de todas las viviendas de adobe venidas abajo.
Estoy de acuerdo, los pobres son los que tienen hijos como conejo, planificacion obligada deberia haber en los sectores marginales.
Que pena lo de tu amigo

Anónimo dijo...

pero de que derechos humanos podemos hablar en nuestro país, el caso de tu amigo retrata de manera perfecta como viven miles de peruanos, pero sobre todo la indiferencia de la que padecemos y de la sumisión para reclamarlos.
Felicitaciones y espero que sigas compartiendo mas de estas historias a ver si nos sensibilizamos un poco todos,
Abrazos,
Giacomo

Anónimo dijo...

Me encanta tu sensibilidad, gracias por compartir con otros historias como ésta, lamentablemente pedir que todos hagamos algo es casi imposible, la gente ahora sólo se preocupa por su bienestar.
Alex

Anónimo dijo...

Paúl es un ejemplo de lucha ante la adversidad te felicito por este artículo. Eres linda en todos los aspectos, besos
Ivan

Anónimo dijo...

Paúl es un ejemplo de lucha ante la adversidad te felicito por este artículo. Eres linda en todos los aspectos, besos
Ivan

Anónimo dijo...

que triste lo de tu amigo, siempre los mas buenos se van primero. Ojala sus padres encuentren consuelo algun dia.
Fabiola

Anónimo dijo...

la pregunta es si el alcalde de ese sitio ha hecho algo por mejorar la calidad de vida de sus electores, apostaría a que no aunque suene pesimista
besos precios y entre a tu blog por recomendación de un amgo, pero ahora entraré más seguido porque me cautivaste
Eduardo

Anónimo dijo...

Hola Yuly, recien lee tu correo, me parece muy interesante lo que escribes, me parecio muy bueno tu comentario, y es que aveces vivimos los dias sin darnos cuenta de nada, si la gente sufre o no , si le falta lago ono, solo vivimos nuestro mundo sin darnos cuenta que a nuestro alrededor puede haber mil Paul que viven si dia a dia asi, como lo el lo vivio, Yo solo quiero decirte que si conoces tanta gente que puede ayudar por que haces una campaña para ayudar a estos niños jovenes sabes q nosotras te ayudamos tomo el nombre de Yossy en esto para ayudarte con ropa frazadas libros etc. cosas que ellos pueden necesitar. Cualquier cosa nos avisas bye.


Saludos,

Wendy

Anónimo dijo...

Siento lo de tu amigo Paul y no me imagino el dolor de sus padres, debe ser terrible.
Narras la historia de una manera que me la imagino y siento mucha tristeza, transmites mucho.
Felicitaciones

Anónimo dijo...

hola, Giu
como estás

si conozco a Paul? quien es? hehehe

ah! chevere, voy a pasar a mis amigos periodistas y no-periodistas ejejeje
asi toman conciencia de ese tema

sobre los pozos, es una practica hecha a menudo en Brasil

saludos

Anónimo dijo...

Paul fue una persona como pocas, no lo conoci a el, pero fui amigo de su hermano, el que murio ahogado antes que Paul y el se sentia orgulloso de su hermano que iba a ser profdesional pese a todo,pero bueno el hombre propone y dios dispone y pese al dolor que me causo sus muertes, quizas ellos donde esten estaran mejor que en su vida de sufrimiento que llevaban.
tu blog me lo dio Cesar.
saludos
Alfredo

ronald dijo...

hola hermanita acabo de leer lo de paul y me pongo a pensar cuan indiferentes podemos ser sobre todo tu que me conoces ... que soy superficial de una personalidad complicada y pensar que tiene que pasarnos algo en esta vida como perder a la persona que mas amaste y aun amo cada ves mas, para poder abrir los ojos y quitar la indiferencia de lado y decir carajo hay otros en este mundo que no tienen ni la decima parte de lo que uno tiene en vida y encima se queja ... yo no hare propagando politica y dire el gobierno este o lo otro solo dire y pedire que nuestro corazon nuestros ojos despierten y vean la verdadera realidad y hagamos algo al respecto ... porque si estaremos esperanzados al gobierno la vida seguira igual... ahora se que se siente perder a quien amas y saber cuan fragil somos ... decirles a sus padres no sufran es ironico porque se que no lo haran aun habiendo pasado tanto tiempo ... pero solo puedo decirles algo que creo ahora ... que descansan y que son felices ... y que ojala algun dia nosotros tengamos esa dicha de salir del verdadero infierno ... que es este plano ....
sige escribiendo asi giuliana se nota que eres mi hermana.. te quiero mucho