6 oct. 2009

Celebremos las fechas especiales!!!

Los peruanos somos de celebrar fechas especiales como los cumpleaños, incluso a veces hasta la exageración.
Recuerdo que en casa de mis abuelos siempre eran días de fiesta los feriados, ya que toda la familia se reunía en una misma mesa a compartir las delicias que nos preparaba doña Julia. Y si se trataba de un cumpleaños era doblemente especial, era el día que nos dedicabamos a engreir al que cumplía un año más.
Está tradición en mi familia no se ha perdido y no entiendo por qué hay religiones que prohiben la celebración de la fecha de nacimiento, estoy convencida de que uno debe realmente celebrar el estar vivo un año más. Recibir muestras de aprecio de personas a las que quieres es motivador y estimulante, afianza la autoestima y alegra el espíritu.

Estoy de acuerdo con todas aquellas maestras que celebran en sus aulas los onomásticos de sus alumnos, muchos de los cuales no reciben en casa esas expresiones de afecto tan necesarias para el desarrollo de su personalidad, el ser celebrados en el aula los hace sentir especiales e importantes en su entorno.

Lo digo porque desde el viernes he venido celebrando el cumplir un año más, ese día lo escogieron amigas de la universidad para irnos de rumba ya que sabían que no iba a poder quedar en otra fecha con ellas.

El sábado fueron mis compañeros de un diplomado de especialización en Lima, los que me sorprendieron con sus muestras de cariño, tan sólo los conozco unos meses y sin embargo tuvieron el detalle de planificar una divertida reunión que se prolongó hasta el domingo.

Ayer con mis compañeros y compañeras de trabajo que me alegraron la mañana con sus buenos deseos y regalos. Por la tarde con una amiga muy querida y su novio que me secuestraron por un par de horas para compartir con ellos unos pisco sours y una amena charla apreciando el hermoso atardecer en el balneario de la laguna de Huacachina.
En la noche mi familia fue la encargada de cerrar con broche de oro las celebraciones con una inolvidable cena en un restaurant, fue conmovedor para mí tenerlos a todos reunidos expresándome su amor y apoyo.

También fue una oportunidad más de comprobar que amigas y amigos con los cuales no tengo mucho contacto actualmente, aun recuerdan esta fecha y me alegran con sus detalles a través de sus llamadas, e-mails y postales.
Gracias mil por todas las sonrisas que se dibujaron en mi rostro, pero sobre todo en mi alma todos estos días.

A demostrar nuestro afecto a todos aquellos con quienes compartimos, sobre todo en las fechas especiales que son la excusa perfecta para generar el bienestar anímico, que perdura en la memoria emocional, tanto en el que expresa como en el que recibe.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

es que para todos los que te conocemos tú eres un regalo de Dios en nuestras vidas Giu
abrazos
Hernán

Anónimo dijo...

por que no pones unas fotitos aqui de tu cumple, lo que es conmigo lo celebraremos en Tacna en el congreso de APEUCS ok
tu pones el vino y yo los dulces
abrazos
Clau

Anónimo dijo...

es que tú te haces querer y que bueno que la pasaste tan bien, que pena que no te pude dar el abrazo personalmente
tú escribes con el corazón amiga y
tienes razón en lo quie dices sobre las celebraciones en las aulas, mi hijo este año lo celebró por primera vez en su aula y regresó feliz a contarle a todos
abrazos y está pendiente un encuentro para irnos a comer
Marife

Anónimo dijo...

cuantos años cumpliste este octubre? creo que debistes mencionarlo jajajaja
se que todo lo que te viene serán cosas buenas porque te lo mereces
besos y abrazos desde Piura
Gianfranco

Anónimo dijo...

que sonrisa tan bonita ...

Anónimo dijo...

sabess por qué recibes tantas muestras de afecto? porque tú eres de esas personas que cuando uno conoce siente que se le alegra el alma, que pena que no pude estar ahi pero ya nos reuniremos y celebraremos
bonitas las fotos, saluda a tu familia, ellos y tú son una bendición en mi vida

Anónimo dijo...

bonitas fotos y coincido con el que te dejo un post, tu sonrisa es linda y nunca dejes de sonreir, provecho con todas las celebraciones, a más años mejor lo vas celebrando y te mereces todo lo bueno que la vida te va dando, ya nos tomaremos unos vinos o piscos en la navidad, que espero podamos saludarnos personalmente, porque con todo lo ocupada que paras ya ni visitas
el pequeño saltamonte