24 mar. 2009

Justicia de Paz, una alternativa eficaz.

El Proyecto de Apoyo a la Reforma del Sistema de Justicia en el Perú – JUSPER y la Corte Superior de Justicia de Ica, en coordinación con la Oficina Nacional de Apoyo a la Justicia de Paz – ONAJUP, realizaron los días 20 y 21 de marzo el I Taller de Capacitación para Jueces de Paz del Distrito Judicial de Ica.
Este taller contó con la participación de 45 Jueces de Paz provenientes de las Provincias de Palpa, Nazca, Huaytara, Chincha, Pisco e Ica que se capacitaron sobre las Competencias y Funciones de los Jueces de Paz a través de los trabajos grupales guiados por la Dra. María Aquino Ojeda, Coordinadora de la Oficina de Apoyo a la Justicia de Paz.
Durante esos dos días pude escuchar a Jueces de Paz de distintos lugares de la región Ica, Ayacucho y Huancavelica compartir sus experiencias sobre temas de justicia que les ha tocado vivir en su comunidad.
Los Jueces de Paz trabajan "ad honorem", es decir, no perciben ni un centavo por y se ciñen a las reglas impartidas por su comunidad. Muchos de ellos ni siquiera han terminado la Educación Primaria, pero han aprendido de la escuela de la vida y cuentan con una sabiduría que ya quisieran muchos de los que imparten justicia en el Sistema Formal.
Estos jueces son elegidos en las zonas rurales en asambleas comunales, en donde prevalece el criterio del "buen vecino", sólo aquellos que cuentan con una buena reputación y una trayectoria de vida ejemplar pueden llegar a ocupar este cargo de confianza que les permite regir en materias como violencia familiar con fallos que son inapelables por los asisten a sus despachos, despachos que funcionan en sus propias casas.
La Justicia de Paz es flexible en muchos aspectos, los jueces de las comunidades rurales trabajan en el campo durante el día y en las tardes y noches atienden a sus vecinos, buscando siempre a la hora de impartir justicia el bienestar de su comunidad.
Los Jueces de Paz cumplen muchas funciones, entre ellas las de educar a su comunidad para prevenir faltas, también fiscalizan a sus autoridades e incluso hacen de notarios notificando a pobladores que a veces viven a kilometros de distancia, distancia que es caminada por ellos en fiel cumplimiento de su labor.
De acuerdo al contexto y a las costumbres, ellos sancionan las faltas con castigos que pueden ser un barrido a las calles o un paseo con un letrero que lo avergúenze ante sus vecinos, porque en las comunidades más alejadas sobre todo, aun importa el qué dirán, por lo que casi nunca hay reincidencias.
La Justicia de Paz ha demostrado su efectividad en estos lugares donde no hay sedes de Justicia formales, incluso muchas personas de otros lugares acuden a ellos en busca de fallos rápidos, otra de las ventajas que brindan, y que ha hecho posible la disminución de carga procesal en los Juzgados Penales y Civiles de Ica.
Ellos sin saber lo que es un Código Procesal Penal trabajan por la Revalorización, la Resocialización y la Rehabilitación del individuo que infringe la ley, en estos casos las leyes de su comunidad.
No podemos decir lo mismo de muchos abogados que incluso con doctorados a cuestas, no velan por sus defendidos sino por sus intereses, dejando a un lado las tres "R" del Código de Justicia que seguro se lo saben con puntos y comas.
Capacitaciones como éstas son para aplaudir ya que la interrelación producida estos dos días intercambiando opiniones y analizando casos los ha enriquecido con conocimientos teóricos y prácticos, que estimo serán aplicados en su práctica diaria en beneficio de los que los eligieron para ejercer su derecho a una Justicia eficaz.
Esa no debería ser en sí la razón que motive a los que deciden estudiar leyes en nuestro país.

4 comentarios:

IGNACIO dijo...

En España... Tienen su sueldo, son el eslabón entre la justicia "normal".
Un post para aprender de vuestra rica tierra.

No obstante me pregunto en nombre de que Rey, o de que Dios se administra la justicia...
Hecha por y para los hombres, erráticos como somos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

deberían aprender de ellos muchos de esos jueces que tras que cobran 15 veces mas que un maestro al Estado, cobran por lo bajo a los litigante.
un abrazo de un colega que te lee cuando puede (soy profesor de primaria tambien)

Anónimo dijo...

así que ahora te tendré que llamar "doctora"
besos amiga y estoy feliz por tus logros
Carolina

Anónimo dijo...

lo único que falta Giu es que ahora te pongas a estudiar Derecho, pero no, yo te aconsejo que la hagas de maestyra por la empatía y por como los niños interactúan contigo,
si se me presenta un problema, preferiría que me lo resolviera un juez de paz.
Milagros