14 jun. 2008

Huancayo: Accesible y encantadora.

Hace más de una década hice mi primer viaje sola, con los temores propios de una adolescente y el recuerdo de aquella hermosa travesía aun vive en mí como si hubiera sido ayer, el destino: Huancayo, la incontrastable ciudad andina que me albergó por una semana, que me dejó encantada.

Huancayo es un lugar accesible por su cercanía a Lima, y cuyo camino conlleva a la apreciación de nuestra cordillera, camino que demuestra que nuestra madre naturaleza es perfecta, pero también que atentamos cuanto queremos contra ella, y ahí está el caso palpable de La Oroya, ciudad con altos índices de contaminación minera y cuyos habitantes ya están sufriendo las consecuencias.
Hace un mes volví sin planearlo, como escapando de la realidad por un rato y estuve 2 días comprobando el crecimiento comercial pero desordenado que ha tenido en los últimos años, así como mi falta de físico en las alturas.
Huancayo significa mucho para mí y pese a no haber sentido la misma emoción, fue lindo visitarla otra vez y recordar recorriendo sus calles.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me encantaría acompañarte en uno de tus viajes preciosa!!!
un admirador

Anónimo dijo...

La Oroya es el lugar mas contaminado del país
pero las mineras nada por ayudar, total el dinero lo disfrutan ahora y para ellas al diablo el resto
Mario